Descubriendo Latinoamérica.
Relato de un viaje en tiempos de crisis.

Últimos días en el Lago Atitlán

Escrito por Skapamerika. Publicado en Guatemala

20 julio de 2013 
 
Después de unos días en San Pedro decidimos seguir con el recorrido del Lago.
Dejamos temporalmente a nuestros colegas madrileños atrás porque prefieren quedarse algún tiempo más en San Pedro. Nosotros tomamos una lanchita y nos vamos a San Marcos.
San Marcos es el pueblo New Age del Lago Atitlán. Aquí, el pueblo paralelo gringo se ha hecho con prácticamente toda zona más cercana al agua, y sus nuevos habitantes han construido un pequeño y laberíntico hogar lleno de buena onda y clases de yoga.
Podría haber estado bien, y en realidad hay mucha gente a la que le gusta, pero a nosotros nos espeluzna un poco ese universo zen de postureo hippie, que percibimos como forzado.
Pensábamos quedarnos unas cuantas noches y al final sólo nos quedamos una, y nos alojamos en un hostal regentado por una familia local que se encuentra al otro lado de la plaza, en el punto opuesto al laberinto zen.

Add a comment (1)

Lago Atitlán.

Escrito por Skapamerika. Publicado en Guatemala

17 julio de 2013
 
Mientras descendemos hacia la turística Panajachel no podemos apartar los ojos del L podemos apartar los ojos del lago. Qué maravilla de paisaje.
Tres apuestos volcanes que superan los 3000 m.s.n.m.  se levantan sobre el Lago Atitlán, sombreando las 12 pequeñas poblaciones que lo rodean. Extendiendo sus largas faldas verdes hasta la misma orilla, y vigilando desde la altura a los herederos de los mayas, los hijos del maíz, desde tiempos remotos.
 
Llegamos a Panajachel y dormimos una noche en la casita de un señor del pueblo, por unos 30 quetzales por persona (3€).
Panajachel es una de las poblaciones menos agraciadas de todo el entorno del Lago Atitlán. No sé si como consecuencia del turismo se ha convertido en un lugar feucho, gris y ruidoso.
En un gran bazar de artesanías sin encanto. En un boulevard de bares y discotecas. Y señoras ofreciendo telas, y chavales vendiendo cacahuetes (manías los llaman aquí), y niñas vendiendo chuminadas de colores, y señores procurando viajes en barco…

Add a comment (0)

Entramos a Guatemala. Antigua

Escrito por Skapamerika. Publicado en Guatemala

6 julio de 2013. 
 
Y como si hubiéramos cruzado un agujero de gusano de esos espaciales, nos encontramos en Antigua, la primera población que conocemos de Guatemala.
 
Antigua es pequeña, limpia, cómoda y bonita. Y por eso está llenísima de turistas.
Se trata de otra de las poblaciones coloniales más antiguas de América (no sé cuántas llevamos ya…) y además está muy bien conservada; sus calles continúan adoquinadas, mantiene muchas iglesias, las casas son bajas y siguen pintadas de granate, ocre, blanco…
Tiene una gran plaza, arbolada y cuadrangular, con la catedral en uno de sus lados y con soportales en el resto. Y bajo los soportales… pues hay lo mismo que en el resto de poblaciones coloniales bien conservadas; que si un mc Donald, que si una cafetería pija, que si una tiendita de artesanía de telas, que si una joyería de jades… Ya sabéis.

Add a comment (0)

Ruinas de Copán. Nos despedimos de Honduras

Escrito por Skapamerika. Publicado en Honduras

30 junio de 2013. 
 
La última población que visitamos en Honduras fue Copán Ruinas, que como ya habréis imaginado, se llama así porque es la población más cercana a las ruinas de Copán.
Lo que no tenemos muy claro es si la población ha surgido a partir del interés turístico de las ruinas, para dar servicio a los visitantes, o por el contrario la misma población se ha mantenido por la zona durante siglos, desde los primeros asentamientos pre-mayas (más de 1000 años antes de Cristo) y luego mayas, cambiando de nombre con el paso del tiempo.
En cualquier caso ahí nos recibe Copán Ruinas, con sus grandes brazos verdes y montañosos, su aire fresco y ligero, su tranquilidad de aldea y silencio de campo.
Esto era exactamente lo que andábamos buscando cuando salimos de Utila.

Add a comment (0)

Utila bajo el mar.

Escrito por Skapamerika. Publicado en Honduras

3 julio 2013. 
 
Cuando llegamos a Utila nos dirigimos directamente a “Paradise Divers” la escuela de buceo que nos había recomendado Alejandro.
Allí conocimos a Pisa, un madrileño que trabaja como instructor de buceo en Utila desde hace algo más de tres años.
El curso Open Water, a través del cuasi monopolio PADI costaba aproximadamente unos 250$, incluyendo además del curso en sí, dos buceos gratis, otros dos buceos por 10$ más (que sumados al total hacen los 250$ y son opcionales) y el alojamiento durante todo ese tiempo.
El alojamiento tiene cocina y wifi. Los equipos de buceo están bastante bien y tienen un pequeño barco preparado.
La escuela es modesta, en Utila pueden encontrarse otras más “lujosas”, pero Paradise nos pareció genial.
Nos quedamos, y ese mismo día empezamos el curso.

Add a comment (0)

En ruta 180

Metroesferic

skapamerica square

Los Paddington square