Los Antiguos

Escrito por Skapamerika. Publicado en Argentina

25 de abril de 2012

A las 3:50h de la mañana del 24 de abril dejamos El Chaltén y nos subimos a un bus que nos llevará hasta Los Antiguos por la carretera 40, así que... más pampa!
Este tramo está totalmente sin asfaltar, es de ripio, como dicen aquí, así que el autobus tarda muuucho tiempo en recorrer distancias no tan largas.
Tenemos previsto llegar a Los Antiguos 13 horas después, pasando antes por Gobernador Gregores, la estación de servicio Bajo Caracoles y Perito Moreno (el pueblo, no el glaciar que está mucho más al sur) y unas cuantas estancias que no son más que granjas que salpican el camino y que ofrecen alojamiento y actividades.
Salvo esos cortos estímulos que pasan por las ventanillas de nuestro autobús, todo lo de más es marrón, eterno, largo y aburrido. Un reto sin duda para quien decide recorrerlo en bici, o incluso en coche propio. 
De hecho hay muchas empresas de alquiler de coches en argentina que no permiten circular por la ruta 40, ya que el condenado ripio destruye los amortiguadores de cualquier turismo.
Patagonia argentina desde el bus
 
Esther tratando de conseguir la solicitada foto de los guanacos. No hubo suerte!!

 

 Antes de llegar a Los Antiguos sólo sabíamos dos cosas. 
La primera era que se trata de un pueblo muy tranquilo, bonito, dedicado a la fruta, y situado a las orillas del Lago Buenos Aires.
La segunda la leo en un libo de viajes que traigo desde Madrid llamado "Final de novela en la Patagonia", escrito por Mempo Giardinelli, argentino y residente en Buenos Aires.
Estancado con el final de una novela y buscando la inspiración, el señor Mempo y su amigo madrileño Fernando deciden recorrer la Patagonia en coche. Durante el viaje, cuentan sus impresiones sobre los lugares que visitan, reflexionan sobre su vida, su pasado, y conocen a personajes que a través de su historia describen con más detalle que cualquier fotografía cómo es vivir en la Patagonia argentina.
Mempo y Fernando, terminando su vuelta patagónica, pasan por Los Antiguos, donde descubren una horrible historia de un asesinato ocurrido en la localidad, que por una de estas injusticias que suceden hasta en los lugares más pequeños, se archiva sin consecuencias para los más que conocidos culpables...
 
Como bien sabéis, tanto César como yo tenemos cierta tendencia a la sugestión, así que para qué queremos más! Cada vez que un grupo de amas de casa cuchicheaban en el supermercado, un escalofrío recorría nuestra espalda. Igual que cuando nos cruzábamos por la calle con algún señor de aspecto extraño y mirada esquiva, o con uno de esos niños que tienen cara de viejo.
 
La verdad es que gracias a haber leído la historia de Mempo Giardinelli nuestra visita a Los Antiguos tuvo algo de chicha, porque el pueblo no tiene ná.
La única época en la que debe ser interesante visitarlo debe ser a principios de enero, cuando celebran la fiesta de la fruta y venden artesanía, fruta y productos frescos, compiten en rodeos y eligen a la miss más guapa de la región.
 
Nos despedimos de Los Antiguos y nos preparamos para alejarnos del turisteo. Queremos cruzar a Chile Chico, en Chile, y dirigirnos hacia el norte por la carretera austral.
 
Powered by Bullraider.com

En ruta 180

Metroesferic

skapamerica square

Los Paddington square