Quebrada de Humahuaca

Escrito por Skapamerika. Publicado en Argentina

20 de julio de 2012
 
Esta región, al norte de la provincia de Jujuy, nos hipnotiza de tal forma que irremediablemente, pero sobre todo afortunadamente, nos retrasa en nuestro viaje.
Llegamos a Maimará el 9 de julio, día en el que se celebra la independencia argentina, así que este minúsculo pueblo polvoriento, nos recibe con una gran fiesta en su plaza principal.
Además tenemos la suerte de alojarnos con una familia fantástica, y muy generosa, que nos enseña cómo se mezcla la magia y la religión, que nos da una lección de coraje y de vida.
Celina, Ana y Sergio, gracias!
 
Maimará está a los pies de la colina Paleta de Pintor, un grupo de coloridos cerros que no son tan llamativos para el turismo como el Cerro de los Siete Colores, en Purmamarca, pero que son igual de espectaculares. Los colectivos pasan de largo a no ser que se especifique que se quiere parar ahí, y el turismo masivo de la Quebrada también pasa de largo, así que Maimará conserva el encanto de la vida real.
A parte del hermoso paisaje y de la gente del pueblo, nos quedamos con un joven cocinero argentino, ahora viajero, que nos preparó una riquísima cena en su casa temporal de Maimará.
Y tan riquísima! Resulta que durante 8 meses trabajó en el restaurante de Berasategui!
Imaginaros, las mejores milanesas de toda la República Argentina!
 
Dejamos Maimará con lástima, y con Emilio López el dueño de una ventita del pueblo, gritando nuestros nombres y persiguiéndonos por las calles del pueblo para regalarnos dos pomelos para el viaje.
Así que el día 12 de julio llegamos a Humahuaca, la población más grande de la Quebrada.
 
Humahuaca tiene algo que lleva a la gente a desear no marcharse nunca.
Puede que una de las cosas que componen ese algo sea la casa de Charly.
Y También Damian, un francés atrapado en el tiempo y en el espacio. Y Pato y María, y Fer, y Sol, y Bárbara y Claudio, los Mayestática, futuras figuras de la música argentina. Y las catalanas, el italiano, el noruego y la gaditana, y las familias de paso…
Y los asados, el fernet y la dama juana. Enzo el anarquista y su bar, la peña de Tantanakuy y su cine. Y el taller de arcilla, y las ruinas invisibles.
El majestuoso Hornocal, que nunca llegamos a ver! La perdida Iruya, genuina y aislada.
Las cenas en familia. El misticismo, la política, el populismo y la poligamia.
Y la tele encendida, y el internet que no va.
Y los 40 de César, celebrados como en casa.
 
Hoy día 20 de julio dormimos en Bolivia, y hoy hemos dejado también un poquito de nosotros en Humahuaca, Argentina. Aunque lo mejor, lo que nos llevamos.
Adiós Argentina! 
 
DSCF8472maimara22
Emilio López en su tienda
 
DSCF8439
Bienvenidos a Maimará y su hermosa paleta de pintor
 
DSCF7834
Fiesta del 9 de julio en Maimará
 
DSCF8126
Calle de Maimará
 
DSCF8212
Regresando desde Tilcara
 
DSCF7968
Cementerio de Maimará
 
DSCF8284
Nestor Guillermo Mondaque nos pidió una fotografía
 
DSCF8478humahuaca
Zapatero de Humahuaca con mi bota
Powered by Bullraider.com

En ruta 180

Metroesferic

skapamerica square

Los Paddington square