Sucre

Escrito por Skapamerika. Publicado en Bolivía

10 agosto 2012

Descubrimos que un pequeño tren puede llevarnos en cuatro horitas de Potosí a Sucre, pero hay que levantarse muy temprano para tener sitio, así que allá vamos.

El tren es más pequeño de lo que imaginábamos, y es que no es un tren… es un vagón! Cabemos sólo unas 25 personas, más las que van en el pasillo, como siempre en Bolivia. Y las cuatro horas se convierten en siete, con parada para reparar una rueda del vagón, como siempre en Bolivia!

La capital boliviana nos gusta más de lo que imaginábamos y al final terminamos quedándonos una semana.

Resulta que llegamos en plenas fiestas patrias, así que coincidimos con desfiles, bailes y ferias de artesanía y gastronomía, y cómo no, con la visita de Evo Morales!

Visitamos la Casa de la Libertad, donde se firma la independencia de la República de Bolivia, y también algunos de sus museos, el de antropología, el de folklore y el de pueblos indígenas, donde conocemos a nuestro amigo Mariano de Tarabuco, que nos invita a acompañarlo al Estadio Patria a ver al presidente Evo y a su familia (la de Mariano) que va a bailar.

Encantados nos vamos con él, y nos pasamos la tarde en el Estadio alucinando con los bolivianos y con el Evo, que nos recuerda sospechosamente a Chávez… la ceremonia que presenciamos, y que duró más de 5 horas, fue una combinación de folklore del altiplano boliviano con panfletada política. Durante las 3 horas que pasamos allí Evo Morales firma unas 6 o 7 leyes, allí delante de todo su público que le aplaude fervorosamente.
En un momento, gente de la organización del evento empieza a lanzar bolsas de coca a los presentes, y todo el público, niños y abuelos, se lanzan en plancha a manotear por las bolsas… En el mercado una bolsa de coca cuesta unos 5 bolivianos así que no entendemos nada.
Y cuando por fin el presidente toma la palabra, lo primero a lo que hace referencia es al imperialismo español… tócate el bolo manolo!
Total, que nos fuimos, y al final ni pudimos ver a la familia de Mariano bailar porque la organización pasó de ellos.
 
El día 4 de agosto nos vamos a Chataquila a ver una pequeña fiesta de las comunidades de Chuquisaca (la provincia donde estamos). Allí conocemos a Oriol, un chico de Girona que está trabajando de voluntario en un orfanato de Sucre.
Nos cuenta que su amigo Pau, catalán nacido en Bolivia, fue adoptado en ese mismo orfanato 20 años atrás, y ahora ha regresado a Sucre para trabajar allí. Nos invita a conocer el orfanato y a Pau, así que al día siguiente pasamos un ratito muy guapo con los peques y con los catalanes.
 
Sucre es además la ciudad más limpia que hemos visto hasta el momento, y quizás por ser la capital, está muy bien conservada; todas las fachadas del centro son blancas y las casas mantienen la arquitectura colonial.
Sucre se convirtió en capital gracias a estar cerca de Potosí. La plata del Cerro Rico venía a parar a las familias ricas que se establecieron en Sucre huyendo de la altura.

Decidimos dedicar unos días a conocer los pueblos de los alrededores, Chataquila, Chaunaca, Maragua, Potolo… así que empezamos a investigar cómo hacer una ruta por nuestra cuenta, y nos empezamos a convencer de que en Bolivia hasta lo más sencillo se convierte en casi imposible… y que la paciencia de un ser humano puede llegar a límites insospechados!

 

gDSCF1068sucre7b
Paramos a reparar el tren-vagón
 
gDSCF1110
Los niños bolivianos casi nunca lloran
 
gDSCF1253
Mercado Campesino
 
gDSCF1531sucre60
Estadio Patria
 
gDSCF1892sucre99
Estadio Patria
 
gDSCF1940sucre103h
Saliendo del Estadio
 
gDSCF2021
Este enano nos ganó unos bolivianos
 
gDSCF2162sucre118motero
Concentración motera boliviana
 
gDSCF2166sucre119motero2
Los "marqueces" son los más malos
 
gDSCF2172horfanato2
Los cagones del orfanato
 
 
Powered by Bullraider.com

En ruta 180

Metroesferic

skapamerica square

Los Paddington square