Samaipata

Escrito por Skapamerika. Publicado en Bolivía

En Samaipata encontramos el lugar más turístico de Bolivia después del Salar de Uyuni. Aunque en cierto modo es comprensible. El pueblo es agradable y hospitalario, hay servicios más o menos decentes y el entorno natural es una auténtica joya.
Nos alojamos en el hostel de un holandés emparejado con una samaipateña. Son de la onda alternativa-ecologista-zen así que el lugar es acogedor y el desayuno a base de frutas y productos naturales está delicioso!
Tienen mucha información sobre los alrededores, sobre excursiones, agencias, guías, restaurantes y de todo. Esto nos resulta muy útil para organizar alguna excursión por nuestra cuenta sin tener que contratar una agencia, lo que nosotros preferimos siempre.
 
Visitamos El Fuerte, unas importantes ruinas preincaicas, prehispánicas y posthispánicas, ya que debido a su posición estratégica y a su relevancia simbólica fueron utilizadas por los sucesivos habitantes del lugar a lo largo de los siglos.
Otro día realizamos una caminata bastante chula y nada transitada. Primero nos internamos un poquito en el PN Amboró. Vemos helechos gigantes, lianas y bichos, pero llega un momento en el que hace falta machete y guía para avanzar así que decidimos darnos la vuelta.
Entonces pasamos por los Alisios y por Piedras Blancas, dos comunidades de campesinos, donde coincidimos con la salida del cole de los enanos que nos miran como si acabáramos de bajar de una nave espacial.
También pudimos visitar un pequeño refugio de animales que se encuentra a unos 3km de Samaipata. Allí recogen animales salvajes heridos, capturados y luego abandonados, maltratados… y es posible quedarse un tiempo como voluntario.
La parcela donde se encuentra tiene buen tamaño y muchos de los animales deambulan en libertad, como varias especies de monos (el mono araña era una pasada!) chanchos salvajes, tortugas, loros, caballos y más.
Para ser un refugio tan pequeño tiene bastantes animales. El gato salvaje es especialmente bonito, y los monos que andan sueltos están acostumbrados a la gente, incluso comen y duermen con los voluntarios.
 
La última excursión que hacemos es por los cerros de Bellavista, a unos 15km del pueblo. Esta vez necesitamos guía, porque como es habitual no hay mapas de senderos. El paisaje es impresionante.
Por el camino, el guía nos cuenta que casi todas las tierras que vemos (y me refiero a montañas y bosques, no a tierras de cultivo)tienen dueño y muchos de esos dueños son extranjeros en vez de ser comunidades locales.
Esta zona de acceso al Amboró es increíblemente bonita, aunque lamentablemente tanto los gringos, que son plaga, como los locales, hacen estragos construyendo eco-hoteles, eco-campings, eco-lodges y eco-experiencias enlatadas y cómodas para que el turista no extrañe las facilidades de su amado hogar.
Empezamos a darnos cuenta del poco respeto que hay en general por las reservas naturales de este país. Ya digo, en general y por parte de propios y de extraños, cada uno hace uso de la tierra como le da la santa gana, ignorando leyes o inventándose leyes nuevas, comprando y vendiendo, cultivando, arrasando y explotando la riqueza natural de Bolivia.
-----
 
El internet empieza a remolonear... las fotos de Samaipata están en la galería, para los que quieran verlas. En cuanto se pueda las colocamos en un sitio!
 
Powered by Bullraider.com

En ruta 180

Metroesferic

skapamerica square

Los Paddington square