Misiones. La Chiquitania

Escrito por Skapamerika. Publicado en Bolivía

La historia de las Reducciones, como se llamaba a estas poblaciones, es bien interesante.
Como todos sabemos, misioneros de muchas y diferentes órdenes religiosas fueron enviados al nuevo mundo para evangelizar a los salvajes pobladores del creciente Imperio.
Los deditos de la Santa Madre Iglesia se extendieron por el territorio conquistado con el noble propósito de salvar las ingenuas almas de los infieles, y también con el menos noble de aumentar y expandir su poder.
Cuando los pobres misioneros llegaron a esta tierra encontraron que los salvajes eran efectivamente un poquito salvajes, un poquito desconfiados y un poquito reticentes a los nuevos dogmas (qué cosas!).
Durante años muchos misioneros murieron en la “batalla”. Pero de repente dieron con la clave, eso de que la música amansa a las fieras resultó ser cierto y gracias a ella consiguieron ser aceptados en las comunidades.
Consiguieron ser aceptados ellos, sí, pero no tanto su visión del mundo.
Los indígenas, por ejemplo, no entendían por qué debían ser bautizados. Su opinión, muy coherente para ser tan “salvajes”, era que si al ser bautizados y morir irían al cielo no podrían pasar el resto de la eternidad con todos sus antepasados, todos ellos pecadores sin bautizar, y que de ninguna manera querrían algo así.
Entonces los religiosos utilizaban sus argumentos de terror, lo de que en el infierno arderían eternamente y tal, a lo que los “salvajes” respondían que mucho mejor! Que así estarían más calentitos!
 
Bueno, en estas estuvieron durante algún tiempo, hasta que al final, como a tanta gente, consiguieron convencerlos.
Se destruyeron innumerables imágenes y ritos, aunque de extranjis los indígenas siguieron practicando sus rituales y nunca terminó de desaparecer su cosmovisión, la importancia por igual de tres elementos, el cielo, el hombre y la naturaleza.
 
De todos los religiosos que viajaron al nuevo mundo, los miembros de la Orden de Jesús fueron los más productivos. Debido a su fuerza de voluntad y su capacidad de sacrificio, pudieron aprender  muchas de las lenguas que se hablaban en la región, que eran muchísimas!
Consiguieron que construir las Reducciones fuera una labor de todos, aunque el plan de urbanismo era cosa de ellos; un bonito templo jesuita se situaba en el centro, justo al frente una especie de plaza o terreno común, con una gran cruz en el medio, y las casas dispuestas en hilera, todas ellas de frente a la iglesia.
La verdad es que el diseño es bonito, aunque sutilmente se deja entender que el centro de la comunidad era la religión, y que nada de lo hicieran escaparía a los ojos de la iglesia.
Primero, cambiaron los fresquitos taparrabos de los indígenas por castos vestidos blancos, después trataron de controlar su actividad sexual a través de diferentes artimañas.
Aunque también, y esto es muy importante, les enseñaron a tallar la madera, les enseñaron la pintura y la música. Aún hoy se conservan preciosas piezas de madera talladas por indígenas, así como el interior de los templos y el trabajo de las columnas, púlpitos, portones y demás.
También sorprende que aún hoy casi todos los pueblos de las Misiones de Bolivia tengan una gran orquesta de jóvenes que aprenden a tocar instrumentos y música clásica y sacra desde bien pequeñitos.
 
Pasamos alrededor de una semana inmersos en esta historia y completamente agotados por el calor, el más fuerte que nos hemos encontrado hasta ahora.
Conocimos los pueblos de San José de Chiquitos, San Rafael, San Miguel, San Ignacio de Velasco, Concepción y San Javier, donde encontramos a Fede, el amigo camba – alemán.
Y la verdad es que a pesar del calorazo, fue una maravilla recorrer estos pequeños lugares llenos de historia y vacíos de turistas, y cómo no, compartir esos días con Fede, una fuente de sabiduría campesina y un sinvergüenza redomado.
 
Tratamos de llegar a Sta. Cruz de nuevo para encontrarnos con Alain, pero resulta que hay bloqueos en todas las carreteras de acceso a la coiudad. Y como aquí los bloqueos y manifestaciones ni se tocan, y se negocian poco y mal, pues a esperar a que se desbloqueen las carreteras.
 
gDSCF5301sanmigueldevelasco
 
Podéis encontrar más fotos de las Misiones en la galería de adp skapamerica!
Powered by Bullraider.com

En ruta 180

Metroesferic

skapamerica square

Los Paddington square