Preparando el Mamoré

Escrito por Skapamerika. Publicado en Bolivía

20 septiembre 2012
 
Nos encontramos con Alain después de dos meses! Y nos cuenta muchas cosas de su viaje por Brasil, y también que por culpa del bloqueo  tuvo que dormir, en medio de una inmensa fila de camiones, en un camión cisterna donde  viajaba desde Corumbá (Brasil) hasta Sta. Cruz.
Arreglamos los billetes y viajamos hasta Trinidad la noche siguiente, en el que hubiera sido el bus más cómodo de Bolivia… si no llega a ser porque el aire acondicionado estaba roto y casi morimos congelados…
En Trinidad queremos organizar nuestro viaje por el río Mamoré hasta Guayaramerín, al norte de la provincia del Beni.
Tenemos la suertaza de que Fede está en Trinidad y nos ayuda con los preparativos y los nudos hamaqueros.
Vamos al pequeño puerto ribereño donde unas cuantas embarcaciones están esperando que termine otro bloqueo para recibir sus mercancías y salir hacia el norte.
Preguntando a la gente nos indican un barco, y nos acercamos a preguntarles si podemos viajar con ellos. Nos encontramos con una familia muy simpática que nos dice que sin problema, y nos cobra 250Bs por el viaje completo con la comida incluida. Unos 25€ por una semana de viaje!
Volvemos a Trinidad para comprar todo lo necesario; 30 litros de agua en garrafones, fruta, cuerdas para las hamacas, cerveza, tabaco y repelente de mosquitos.
 
Y al día siguiente nos embarcamos felices y contentos en nuestra nueva casa.
Cuando llegamos, el patrón nos dice que no podemos salir… aún sigue el maldito bloqueo!
Nuestra casa es un pequeño  barco de madera que empuja dos enormes cisternas de queroseno, ahora vacías.
En esta época del año es cuando el río Mamoré tiene menos profundidad, así que por el peso de la embarcación sólo podemos navegar de día, de noche es peligroso.
No queda otra, toca esperar otra noche, y el patrón nos ofrece dormir ya en el barco para ahorrarnos el alojamiento.
 
Nos disponemos a buscar un lugar para nuestras hamacas y descubrimos que el único espacio donde hay sitio suficiente es sobre una de las cisternas. Los próximos 8 días dormiremos sobre 500 toneladas de queroseno!
Margot, la esposa del patrón y cocinera, nos ayuda a templar nuestras super-hamacas con mosquitera incluida que resultan ser una porquería… al tumbarnos se rompen! Las tres! Margot se mea de la risa.
Así que terminamos extendiéndolas en el suelo. Cortamos unos bambúes para estirar las mosquiteras y al final nos quedan tres casitas de lo más molonas.
 
Por fin a la mañana siguiente llegan los camiones y empieza el viaje! Un hermoso viaje de 9 días que os contaré en la próxima entrada.
Powered by Bullraider.com

En ruta 180

Metroesferic

skapamerica square

Los Paddington square