Valle Sagrado, llegamos a Machu Picchu

Escrito por Skapamerika. Publicado en Perú

14 noviembre 2012

Desde Cuzco tomamos un colectivo (nunca os lo he contado pero los colectivos son furgonetas grandes donde caben unas 12/15 personas – dependiendo de las que quiera meter el conductor- que se utilizan para el transporte interurbano), os decía, tomamos un colectivo y nos fuimos a Chinchero, un pequeño pueblo del Valle Sagrado.

Resultó que llegamos en día de mercado, pero no era el típico mercado de frutas y verduras y cabezas de animales, sino que era un mercado de artesanía puramente turístico. Y como nosotros no podemos ir comprando artesanía al tuntún, porque luego hay que cargarla en las mochilas, pues pasamos del mercado y subimos a la parte alta del pueblo a visitar las ruinas incas y la iglesia.

Las ruinas no eran gran qué pero la iglesia nos encantó. Pequeñita, y con las paredes completamente cubiertas de dibujos policromados.

Cuando llegamos empezaba la misa, así que por respeto nos quedamos en la puerta. El sacerdote era español ¡y qué sorpresa nos llevamos cuando a mitad de la ceremonia empezó a hablar en quechua!

Desde Chinchero fuimos a visitar los bancales incas de Moray, una construcción absolutamente impresionante. Se trata de una sucesión de bancales construidos de forma concéntrica en una especie de cuenco natural de una ladera. En cada uno de los escalones del enorme bancal hay un microclima diferente, y se piensa que los incas lo utilizaban para experimentar con diferentes tipos de cosecha.

Desde allí fuimos a ver las Salinas de Maras, que no son incas, pero conforman un espectáculo digno de visitar. Los pequeños rectángulos blancos donde se recoge la sal se escalonan a lo largo de la falda de una montaña. Nos recordó al barrio de los tintoreros de Fez, pero en blanco y negro. Precioso.

Dormimos una noche en Chinchero y de allí cogimos un autobús y después un colectivo hasta Ollantaytambo.

Ollanta está habitada ininterrumpidamente desde el siglo XIII y aún conserva el trazado inca. Además, dos grandes ruinas incas vigilan desde lo alto a la población. Una de ellas, la más grande y mejor conservada fue el escenario de una de las pocas batallas que perdieron los españoles.

El rebelde Manco Inca Yupanqui, después de ser derrotado en Sacsayhuamán (¿os acordáis de la “fortaleza” de Cuzco?) y antes de escapar a la ciudad perdida de Vilcabamba, se refugió en Ollantaytambo, una importante ciudad en aquel entonces, con un bonito templo que nunca terminó de construirse.

La fortaleza de Ollanta se encuentra rodeada de bancales que descienden abruptamente por una de las montañas. El pequeño destacamento español dirigido por Hernando Pizarro, de unos 70 hombres a caballo, fue atacado desde lo alto y por todos los flancos, incluso se dice que los incas inundaron la llanura a los pies de la fortaleza a través de canales de agua, así que los caballos quedaron atrapados en el lodo.

Pizarro se retiró, pero poco después regresó con más hombres y fue entonces cuando Manco Inca escapó a Vilcabamba.

Esta población es una de las posibles entradas a Machu Picchu, desde aquí se puede llegar en tren, en el que se considera el tren más caro del mundo, por cierto.

Por esa razón decidimos que mejor nos ahorramos el billete y vamos por el camino alternativo, infinitamente más económico, que consiste en 5 horas de autobús desde Ollanta hasta Santa María, atravesando un paso de casi 5000msnm y unas vistas que quitan el sentío. Allí se coge un taxi compartido durante una hora hasta Sta Teresa. En Sta Teresa se viaja en combi (colectivo/ furgoneta) durante otra hora hasta una hidroeléctrica desde donde sale otro tren en dirección a Machu Picchu.

Este tren es mucho más barato (18$ por 30 min de recorrido a paso de buey) pero sigue siendo más caro que llegar caminando, así que durante dos horas caminamos al ladito de las vías del tren hasta que por fin, no me lo creía, llegamos al horripilante pueblo de plástico llamado Aguas Calientes, desde donde se puede visitar el ansiado Machu Picchu.

Y como la visita a Machu Picchu da para una entrada propia, os la cuento el próximo día.

hDSCF2428

 

hDSCF2607

 

hDSCF2634

hDSCF2586

Powered by Bullraider.com

En ruta 180

Metroesferic

skapamerica square

Los Paddington square